dima
  • Bolo Criollo

    Digital Photography
    El Bolo Criollo hace parte de la tradición y la cultura del departamento de Santander, nació en las veredas y los pueblos de la Provincia García Rovira en el municipio de Macaravita y está tan arraigado a la cultura de este departamento que se dice que quien no juegue Bolo Criollo no puede llamarse santandereano. El juego consiste en tumbar tres pinos o pines ubicados a una distancia de 23 metros por medio del lanzamiento de una bola de 2 a 3 kilos y medio de peso, quien logre derribar los pinos las veces pactadas gana la partida.

    La práctica del Bolo Criollo se ha extendido por el territorio nacional y actualmente se juega en los departamentos de Atlántico, Bolívar, Magdalena, Valledupar, Santander y Boyacá. El Bolo Criollo es reconocido como una expresión deportiva según Coldeportes.